Notas de Conexión

Vida después de la Vida

September 2, 2021

Todos vamos a morir algún día, eso es un hecho. Pero la muerte no es nuestro destino final. El cielo y el infierno son reales y nuestro destino final será el uno o el otro. Cuando morimos nuestro cuerpo se queda aquí en la tierra, pero un día resucitará y recibiremos un nuevo cuerpo.

 

Versículos Clave:

I Corintios 15:35-57, 5:8; Hechos 26:8, Génesis 1:1: Salmo 139:16; Lucas 24

 

Puntos Clave:

1. Todos mueren. Olvidamos que habrá un último momento de la vida para cada uno de nosotros y todo lo que importará en ese momento es lo que hicimos con Jesús. ¿Lo aceptamos o lo rechazamos?

2. Como creyentes, cuando morimos, nuestros espíritus van inmediatamente al cielo. Nuestros cuerpos son sólo las vasijas en las que viven nuestros espíritus.

3. En la segunda venida, las tumbas se abrirán y nuestros cuerpos terrenales se elevarán al cielo.

4. Tenemos una promesa en las Escrituras de un cuerpo glorificado y resucitado. La vasija en la que estamos viviendo hoy será perfeccionada en el cielo.

5. Tu cuerpo resucitado será único como tú. No nos veremos como todos los demás porque Dios nos ve como individuos. Tu ADN fue escrito por Dios y Él va a resucitar tu ADN, el cual fue Su creación.

6. Dios va a infundir tu cuerpo con perfección. Fuimos hechos en deshorna, pero seremos levantados en honra.

7. Tenemos el poder de la resurrección que un día vendrá a nuestros cuerpos y seremos cambiados.

8. Nuestras mentes serán perfeccionadas en la resurrección. Ahora usamos sólo una pequeña fracción de nuestra mente, pero cuando Él regrese usaremos todo nuestro cerebro tal como Dios lo creó.

9. La muerte será derrotada en victoria. La muerte no tiene aguijón. La tumba no tiene ninguna victoria sobre nosotros porque nuestras tumbas se abrirán y quedarán vacías.

10. ¡Porque Él vive NOSOTROS también viviremos! El destruyó a la muerte.

 

Puntos Finales:

Qué alegría es vivir para Jesús. No tememos a la muerte cuando lo conocemos. Él conquistó la muerte y la tumba. La promesa de un cuerpo nuevo y un hogar eterno son tuyas. ¡¡¡Jesús está vivo!!!

 

Te hare sólo una pregunta: Si murieras hoy, ¿estás seguro de tu destino eterno? ¿Has aceptado a Jesús como tu Salvador personal? Se nos designo a cada uno de nosotros que muramos una sola vez y luego será el juicio. Puedes estar seguro de tu salvación hoy, pidiéndole perdón a Dios, invitándolo a tu corazón y haciéndolo tu Señor y Salvador.


Related Posts


Related Products


Related Broadcasts