Notas de Conexión

Escaladores

September 2, 2021

Subir para estar cerca del Señor vale la pena. Siempre será más fácil renunciar, pero Dios está buscando escaladores; los que se atreven a soñar en grande y vivir una vida que requiere fe. En este mensaje de Jentezen Franklin, aprenderás qué bendiciones te esperan en la cima de la montaña cuando estas dispuesto a escalar cuesta arriba.

 

Versículos clave:

Salmos 24:3-5; Mateo 5:1-2; Filipenses 3:13-14; Hebreos 10

 

Tres Clases de Personas:

Los que renuncian: Dejan de escalar porque se pone demasiado difícil. Es más fácil dejar de escalar que soportar la prueba.

 

Los Campistas: Tienen algunos éxitos, pero solo llegan hasta cierto punto. No llegan hasta el final. Dicen "Esto es lo suficientemente bueno para mí". Terminan el ascenso. Acampan en una meseta pequeña y lisa. Juegan a lo seguro y asumen que han llegado. Espiritualmente, son tibios y tienen poca devoción a las disciplinas de la fe.

 

Los Escaladores: Se dan cuenta de que no han llegado a la cima, sin importar lo bueno o lo malo que hayan vivido. Los escaladores ven los obstáculos como oportunidades. Es posible que encuentren obstáculos en el camino, pero saben que no es el final. Se lastiman y lo superan. Los escaladores se refrescan en los campamentos y luego continúan la escalada.

 

Dios quiere que seas un escalador, dedicado a un viaje de por vida. Di no a la meseta. Declara: "¡No he terminado de escalar!" Ve a los lugares altos. Busca compañeros de escalada. Los compañeros de escalada se vuelven cada vez más fuertes cuando trabajan juntos. Los escaladores reciben revelación que los demás nunca recibirán. Aquí hay lecciones para el escalador:

 

1. Para de renunciar. Has las cosas hasta que estén bien hechas. Renunciar a todo, puede convertirse en un hábito. Reconoce cuándo te sientes más tentado a renunciar y rompe ese hábito. Algunas personas se sienten más tentadas a renunciar después del fracaso o el desánimo. Otros se sienten más tentados a detenerse después de un gran éxito cuando sienten que han llegado a la cima. Elija no renunciar. No permitas que una mentalidad de renuncia se apodere de ti. Nunca te rindas y nunca dejes de crecer.

 

2. No armes tu tienda de campaña en el campamento de la comodidad. Tu complacencia puede destruirte. Hay dos subproductos del éxito: la arrogancia y la complacencia. Dios no quiere que dejes de aprender o dejes de ser susceptible a la enseñanza. No permitas que lo

bueno se interponga en tu camino para ser mejor. Sigue intentando algo más allá de lo que ya dominas y lo que has logrado. ¡Mantén una visión frente a ti y sigue subiendo más alto! ¡Usa tus éxitos como trampolín y no como hamaca!

 

3. Atrévete a escalar de nuevo. Si aguantas ahora, disfrutarás más tarde. No permitas que las fallas u obstáculos te impidan escalar. Cuando te encuentres en una situación difícil, no mires hacia atrás, ¡mira hacia adelante! Esos obstáculos son tan grandes como siempre lo serán, pero puedes seguir creciendo ... puedes superar el obstáculo. Rodéate de otros escaladores. Te animarán y te inspirarán a escalar y volver a escalar.

 

4. Los escaladores siguen mirando hacia arriba. El 70% de los accidentes de escaladores ocurren en descenso. Nos descuidamos cuando vamos bajando. Después del éxito, después de los logros máximos, es fácil aflojar nuestro enfoque porque sentimos que hemos conquistado la escalada. ¡No se resbale tras el éxito! Sigue subiendo de nivel; no regrese a las viejas costumbres o caminos más fáciles.

 

5. Dios no ha terminado de ungirte y equiparte. Hay un lugar ordenado por Dios para ti en la cima de tu montaña si sigues escalando. ¡Solo sube un poco más!

 

Pensamientos Finales:

Estamos llamados a ser victoriosos y seguir escalando. Dios te está llamando a lo más alto. ¿Estás preparado para el reto? Recibe la nueva unción de Dios para seguir subiendo. Si estás cansado de vivir en el valle, comprométete hoy a vivir la vida de un escalador. Comienza hoy pidiéndole a Dios un cambio y comienza la escalada. Toma tu Biblia, regresa a tu lugar de oración y vuelva a soñar. ¡Empaca esa tienda de la comodidad y comienza la escalada!


Related Posts


Related Products


Related Broadcasts