Vote 2020
Experience Israel

With Jentezen & Cherise Franklin May 24 - June 02, 2021

Notas de Conexión

Altares, Pozos y Encuentros

November 04, 2019

Las historias de Abraham, Isaac y Jacob tienen verdades para nuestras vidas hoy. Abraham fue el principio, el fundamento y el punto de partida de la fe en su familia. Era conocido por los altares que construía para dar sacrificios y orar. Dios le hablaría allí. Isaac era el hijo prometido que Abraham había estado esperando. Isaac fue el heredero, pero en algún momento, al igual que tú y yo, tuvo que hacer suya la fe de su padre. Tenía que creerlo por sí mismo. Jacob está dos generaciones después de Abraham y necesitaba incluso más que su padre Isaac. Escuchó las historias e incluso creyó, pero no cambio su carácter: solo un encuentro con el Dios vivo podría cambiar eso, y eso es exactamente lo que sucedió. Todos necesitamos un altar de oración como Abraham, un pozo antiguo de agua viva como el de Isaac y un encuentro con Dios como el de Jacob.

 

Escrituras:
Génesis 25:5; Génesis 27:19; II Timoteo 1:6-7

 

Cuatro cosas que el altar representa:

1. Sacrificio:  Abraham ofreció a su hijo Isaac por obediencia al mandato del Señor. Si deseas caminar en todo lo que el Señor tiene para ti, tendrás que construir un altar. Abraham construyó siete altares en su vida los cuales representan la oración. Una religión que no te cuesta nada no te traerá nada a cambio. Vivir para Jesús cuesta. El sacrificio es parte de la vida de un creyente.

2. Limpiarse. Abraham sabía que su pecado podría interrumpir el plan de Dios para su vida. Siempre debes consultar con el Señor y pedirle que te examine. ¿Estas limpio? ¿Estás caminando en pureza?

3. Unidad. En la iglesia primitiva, no había todas estas denominaciones que tenemos hoy. Necesitamos unidad en la iglesia y en nuestras familias. Hay un Dios y un Hijo y solo un nombre dado bajo el cielo para ser salvo.

4. Oración. Tómate el tiempo para buscar el rostro de Dios. Los avivamientos verdaderos siempre comienzan en un altar de oración.

 

Abraham:

Abraham fue conocido por los altares que construyó, los sacrificios que hizo y la fe que tenía. Era un hombre de oración y sacrificio, y estableció los cimientos de una nación.

 

Isaac:

Isaac fue el que recibió la herencia. Se benefició de la generación anterior. Pero en algún momento se dio cuenta (después de que los filisteos taparon sus pozos heredados) que tenía que cavar sus propios pozos. Cuando cavas nuevos pozos que te conectan con el mundo, esos pozos se secarán, y eso es lo que le pasó a Isaac. Pero cuando se conectó con las aguas más profundas, el antiguo pozo, se conectó con un pozo que sostendría la vida. SIEMPRE hay un pozo de agua viva, pero tendrás que cavar tu propio pozo de creencia. No hay apellidos en el libro de la vida; solo nombres individuales. En algún momento, la fe de nuestros padres no te sostendrá ni te salvará. Tienes que tomar tu propia decisión sobre a quién seguirás.

 

Jacobo:

El nombre de Jacobo significa engañador. Tomó atajos para cada bendición. Él era un tramposo. Su padre cometió un error crítico cuando le dio la bendición a Jacob porque confiaba en el brazo peludo que sentía físicamente en lugar del discernimiento que sintió cuando escuchó la voz de Jacob. No puedes permitir que tus sentimientos te lleven en una dirección diferente a la que escuchas en la Palabra. No puedes confiar en tus sentimientos, pero puedes confiar en la Palabra.

 

Jacob finalmente encontró su lugar de quebrantamiento donde sus trucos no podían funcionar. Fue en ESE lugar donde deseaba lo que su abuelo y su padre habían experimentado: un encuentro con Dios.

 

Aunque había sido un engañador, el tiempo lo maduró y comenzó a tener hambre de un encuentro con el Señor. Esto sucedió en el lugar del quebrantamiento. El mismo lugar de quebrantamiento se convirtió en el lugar de bendición. Solo y desilusionado como José, Job, David, Pablo ... todas estas personas experimentaron su bendición en el lugar del quebrantamiento.

 

4 lecciones de la lucha de Jacob:

1. A veces tienes que aferrarte a Dios más tiempo de lo que tu carne quiere si vas a obtener una respuesta del trono.

 

2. La victoria vino por medio de un toque. A veces es paralizante ... un toque de quebranto. Pero del quebrantamiento viene la bendición.

 

3. Nunca caminarás igual después del quebrantamiento o el encuentro. A veces tienes que perder en el ámbito físico para avanzar en el ámbito espiritual.

 

4. A veces la victoria está en la derrota.

 

Puntos Finales

No puedes evitar el encuentro y llegar a la voluntad perfecta de Dios para tu vida. Debe haber un altar de Abraham, un pozo de Isaac y un encuentro como Jacob. ¿Estás dispuesto a pedir eso? Ven al altar de Abraham. Ven al pozo, tu propio pozo de Isaac. Ven al encuentro de Jacob y recibe la bendición para ti y tu casa.


Related Posts


Related Products


Related Broadcasts