Desinfecta Tu Espíritu

¡Cuando la Presencia de Dios esta presente, debe haber regocijo! ¡Qué regalo tan increíble es estar en la Presencia de Dios! Pero tus manos deben estar limpias y tu corazón puro. No toques cosas sagradas con manos limpias. Estamos atravesando una pandemia internacional y las manos limpias son un "imprescindible" absoluto para ayudarnos a alejarnos del COVID-19, pero también necesitamos limpiar nuestros corazones. Tenemos que lavarnos las manos en público, pero necesitamos limpiar nuestro corazón en privado. La pandemia nos ha hecho examinar nuestra relación con Dios en nuestra vida personal y en nuestros hogares.