Servicio de Oración con Jentezen Franklin

Cuando oras, estás alineando tu vida con la voluntad de Dios. Estás hablando y escuchando. Estás buscando y aprendiendo. Estás dando y recibiendo. Tu vida de oración es como la escalera de Jacob. Es la base de tu conexión y comunicación con Dios. ¡Cuanto más grande sea el fundamento, más grande Dios puede construir! Y es mucho más que una oportunidad para pedir lo que quieres. A través de la oración, tendrás la oportunidad de darle alabanza, adoración y gratitud, así como tus preocupaciones, tus deseos y tus problemas. Dios nos dice que le demos nuestras preocupaciones. Dice que, si pedimos, recibiremos; cuando busquemos, encontraremos. ¡Prepárate para hacer de la oración una prioridad en tu vida y encontraras todo lo que Dios tiene para ti!